• Time to read 2 minutes

 2.  El 7 % de los colombianos padece Diabetes

D2
Así lo confirmó la Asociación Colombiana de Diabetes, que además advierte el aumento de esta enfermedad en el país, al superar los 3.6 millones de colombianos con síntomas de esta patología. 


En el marco del Día Mundial de la Diabetes, la Asociación Colombiana de Diabetes alertó que el 7 % de la población en Colombia padece la enfermedad; es decir cuatro millones de personas y, de éstos, la mitad no lo sabe. 


“Esto es alarmante porque nos estamos dando cuenta que cada día son más los pacientes que a muy temprana edad están teniendo esta enfermedad de la diabetes tipo dos, cuando solo la veíamos en mayores de 40 años. Ahora en las consultas estamos viendo a menores de 30 años, lo que es muy preocupante”, indicó la endocrinóloga Dilcia María Lujan. 


Señaló que tener esta enfermedad a tan corta edad es un problema no solo para las personas, sino que también se convierte en una carga para el sistema de salud ya que es una enfermedad costosa que compromete la calidad de vida del ser humano y sus tratamientos, en niveles más avanzados, requieren más recursos. 


La psicóloga Liliana Carvajal advirtió que la diabetes es una enfermedad crónica, en la que el cuerpo no puede regular la cantidad de azúcar en la sangre. La más común es la diabetes tipo dos, que por lo general se presenta en la edad adulta, relacionada generalmente por las altas tasas de obesidad. 


De acuerdo con estadísticas, al año llegan en promedio 1.100 adultos y de 55 a 60 menores de edad, de los cuales 48 % son hombres, 46% mujeres y 7% niños; pertenecientes a un estrato socioeconómico tres.  Los principales factores de riesgo son el sobrepeso (53.2%hombres y 58.3% mujeres), la obesidad (15.7%hombres y 25.5%mujeres) y la inactividad física (53.4% hombres y 72.9% mujeres). 


De acuerdo con el atlas de la diabetes, ningún país es inmune a esta enfermedad. Por eso es considerada una de las mayores emergencias sanitarias mundiales del Siglo XXI, ya que está entre las diez principales causas de muerte y representa más del 80 % de todas las muertes prematuras de enfermedades no transmisibles en el mundo. 


El control riguroso de los niveles de glucosa en la sangre de las personas con esta condición es un paso esencial y crítico para un manejo adecuado de la enfermedad, principalmente en quienes están bajo tratamiento intensivo con insulina. No obstante, mantener los niveles de glucosa en la sangre lo más cercano posible al rango normal puede prevenir o retardar el desarrollo de muchas complicaciones de la enfermedad. 


En Colombia, el monitoreo de la glucosa en la sangre es la principal técnica disponible para hacer seguimiento a estos niveles y así lograr controlar la diabetes. Sin embargo, según un estudio realizado en varios países, cuatro de cada diez personas con diabetes no se miden la glucosa con la frecuencia recomendada por su doctor o enfermera por el dolor que el pinchazo les genera, por incomodidad, olvido, falta de tiras para la medición o por hartazgo. 


En las acciones preventivas la clave es cambiar a un estilo de vida saludable, además de fomentar la detección, el diagnóstico y un tratamiento integral; es decir, que el paciente sea visto por todos los profesionales de la salud relacionados con esta condición, desde el endocrinólogo, pasando por el nutricionista hasta el psicólogo.


Fuente: RCN Radio